Pin It
Subscribe Twitter Twitter

Santa catalina = Obá


Lapa dio a luz de un solo parto a dos criaturas de sexo femenino, no pudiendo criar
a ambas, se vio en la necesidad de confiar una de ellas a manos extrañas, las niñas
recibieron los nombres de Catalina y Juana; No tardando esta en volver al cielo con
la gracia bautismal. Catalina, que fue la elegida por la madre para criarla a sus
pechos, vivió lo suficiente para ser una gran Santa y salvar muchas almas con el
ejemplo de sus virtudes. Lapa una vez reconoció que amaba más tiernamente a
Catalina que a los demás hijos, porque fue la única, entre los 25 que tuvo, a quien
pudo dedicar sus atenciones maternales. La niña fue criada como algo que
pertenecía a Dios desde el instante de su nacimiento; disputándosela parientes,
amigos y vecinos para llevarla a sus casas, despertando un intenso cariño en
quienes la veían. Encontraban tanto placer en su compañía que no la llamaban
Catalina, sino Eufrosina, palabra que significa alegría. Es probable que aquella
gente que la llamaba de tal manera ignorase este significado, pudiendo haber
ocurrido que la niña en su media lengua infantil hubiese proferido alguna palabra
parecida a Eufrosina; ya que Catalina había decidido imitar a Santa Eufrosina. A
los 5 años recitaba el Avemaría arrodillándose en cada peldaño de la escalera de su
casa. En su adolescencia sus palabras poseían un extraño poder para inclinar las
almas hacia Dios. Tan pronto como alguien conversaba con ella sentía que el
corazón se le despojaba de tristezas, que olvidaba las penas y los sinsabores de la
existencia y una paz inmensa se apoderaba de su espíritu. Teniendo 6 años de edad
tuvo en su primera visión a nuestro Señor Jesucristo, vestido con ropas
pontifícales y a su lado a San Pedro, San Pablo y San Juan Evangelista;
recibiendo del Salvador la bendición en la forma en que lo hacen los Obispos con
la mano tendida y con sonrisa de ternura. A partir de ese instante Santa Catalina
ya no pareció ser más una criatura; sus virtudes y el fuego del amor divino
iluminaban su inteligencia y todas sus acciones estaban de acuerdo con las normas
del Evangelio. Imitaba especialmente a Santo Domingo y buscaba lugares
retirados en donde poder castigar su frágil cuerpecito con enorme disciplina. Esta
situación la sincretiza con Obá que era una mujer espiritualmente fuerte, que
comandaba a las demás y desafiaba el poder masculino. Obá luchó contra todos los
Orixás, venció a Oxalá, derrotó a Xangó y a Orumiláia y fue temida por todos
los hombres y Dioses. El único que la derrotó fue Ogún, con el cual se desposó. Los
dominios de Obá son los lagos, cascadas y ríos de aguas revueltas, ella comanda el
movimiento constante de las aguas que genera energía y arremete contra el poder
del fuego. Obá rige la desilusión amorosa, la tristeza, el sentimiento de pérdida, la
incapacidad del hombre de tener lo que ama y desea. También es la rabia, la
frustración, la soledad, la depresión y el sentimiento de abandono.
Con respecto al auto sacrificio que la relaciona con Santa Catalina, cuenta una
leyenda africana, que cierto día, para engañar a Obá, Oxúm apareció con un
pañuelo que le cubría las orejas. Obá le preguntó por qué cubría sus orejas,
entonces Oxúm le contó que se había cortado una oreja y que con ella había
preparado una comida para Xangó para que este se enamorara perdidamente de
ella y así ser su favorita. Obá estaba muy enamorada de su marido y sin pensarlo
hizo lo mismo. Oxúm contó esto a Xangó y este muy enojado expulsó a Obá de su
reino. Todo este dolor, desesperanza y abandono que sufrió esta entidad espiritual,
son semejantes a las que podemos acudir para que solucione Obá.
Petición y Ofrenda a Obá - Santa Catalina: Representando a la mujer virtuosa y
a la esposa abandonada por Xangó, se le pide especialmente por sentimientos
amorosos no correspondidos. Su consagración es el 29 de Abril. Se la ofrenda
colocando en un altar que tenga su imagen frutas rojas y una vela de color rosa.
Oración: "Santa Catalina, sanadora de almas, bendice nuestros corazones y haz
que, si es para gloria de Dios, mi corazón y el de (decir el nombre de la persona) se
unan para siempre. Amén".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada