Pin It
Subscribe Twitter Twitter

Sagrado corazon = oxalà dacum


La imagen del Sagrado Corazón de Jesús nos muestra el mensaje de amor
fraternal, que él, como hijo de Dios entregó su vida por la salvación de todos sus
hermanos humanos, y aún así perduró a través del amor incorruptible que se
extiende más allá de cualquier época abrazando el infinito.
Oxalá, el más importante y alto de los dioses Yorubas, representa el cielo, el
principio de todo, el equilibrio positivo del universo, es el Orixá de la comprensión.
Es el padre de la blancura, de la paz, de la unión, de la fraternidad entre las
personas de la tierra y del cosmos. Además es el Orixá que determina el fin de la
vida, con la certeza del deber cumplido; donde la muerte debe ser enfrentada con
naturalidad como las demás situaciones de la vida, porque es parte de la
naturaleza. De su unión con Iemanjá se produce el nacimiento de la mayoría de
los Orixás.
Obocum, Olocum: este Orixá simboliza el pasaje de Oxalá por la niñez y se lo
sincretiza con el Niño Jesús.
La inocencia y la dulzura que manifiesta nuestro Señor Jesucristo, que siendo
Dios, eligió nacer como humano y padecer en su carne el dolor de esta condición.
Llegando incluso, a entregar su propia vida en consagración a su mensaje de
esperanza. Se manifiesta aún en su nacimiento, en un humilde establo rodeado de
amenazas, pero visitado por lejanos reyes que en su sabiduría pudieron ver la
estrella de la anunciación. Una imagen de este niño fue consagrada en la ciudad de
Praga, siendo su presencia la causa de muchos milagros. En Umbanda la imagen
de Oxalá representa a la entidad venerada como hijo directo del Dios supremo y su
pasaje de niño se asocia de igual manera con la del niño Jesús.
Petición y Ofrenda a Oxalá-Sagrado Corazón de Jesús: Se le solicita auxilio
especialmente si alguien de la familia es víctima de alguna adicción. Su
consagración es el 25 de Diciembre y todo el mes de Junio. Para su ofrenda deberá
colocar en un altar la imagen junto a un cuenco con miel, flores blancas atadas con
una cinta de seda de color blanco y encender 8 velas blancas haciendo la petición
pertinente.
Oración: "Señor Jesús, gracias por tu Sagrado Corazón bendito, pues en Él vivo,
me muevo y existo. En las noches oscuras del alma de (diga el nombre de la
persona), conviértete en su fortaleza para que pueda seguir tus huellas. Sagrado
Corazón, confiérenos inteligencia y amor para ser fieles a tus caminos, sirviendo a
todos los hombres y mujeres de este, nuestro tiempo. Sagrado Corazón, bendito
seas, gracia por tu amor y misericordia infinitos. Sagrado Corazón de Jesús, en vos
confio. Amén".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada